Es muy probable que usted no conozca este rostro. Se trata de Sarah Biffen, una artista excepcional. 

Fue conocida como “La maravilla sin extremidades” y es la primera artista sin manos de la que tengamos noticia. 

Sarah nació en Inglaterra en el Siglo 18, sin brazos ni piernas vivió en una época muy difícil para quienes tenían una discapacidad. Aprendió a leer y a escribir con la boca por si misma. A los 12 años fue entregada por sus padres, quienes la creían un duendecillo, a un hombre para que la entrenara y la mostrase al público en ferias y shows a cambio de dinero. Aprendió a pintar con la boca para incrementar el valor de la atracción. 

La familia real supo de ella y eso le sirvió para estudiar arte. La sociedad de artistas de Inglaterra le concedió una medalla en 1821 y la academia real aceptó sus pinturas. La familia real la contrató para pintar retratos de ellos, como resultado de los cuales ella hizo muy popular. Finalmente instaló un estudio en Londres. 

El gran escritor Charles Dickens la mencionó en su obra Nicholas Nickleby. La reina Victoria le concedió una beca y sus pinturas todavía se venden en casas de subastas.

Como predecesora de los artistas sin manos, este 5 de septiembre ella también está siendo homenajeada en el DÍA INTERNACIONAL DE LOS PINTORES CON LA BOCA Y CON EL PIE.

Os dejamos un autoretrato de Sarah Biffen para que podáis apreciar la calidad de su pintura 


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer la mejor experiencia al usuario de nuestro sitio web. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies Aviso Legal.